Historia de Motos Bordoy

Pocos ejemplos existen en el mundo empresarial de la moto tan destacados como el caso de Motos Bordoy. Fundada en 1971 por D. Jaime Bordoy, uno de los profesionales del motociclismo de mayor trayectoria en España, inicialmente piloto de Bultaco y responsable de su equipo de trial, etapa a la que siguió su propio negocio de motocicletas en Barcelona, Motos Bordoy está dirigida hoy en día por sus hijos Alberto y Jordi Bordoy. La empresa está asentada en Rubí (Barcelona) y representa a un numeroso portfolio de marcas como MV Agusta, Cagiva y Macbor. Motos Bordoy ha destacado el las últimas décadas por la implantación en España de nuevas marcas como Morini, Malaguti, CPI y Ducati, es también importador de la marca de scooters y motocicletas taiwanesa SYM, y desarrolla servicios para Husqvarna a través de su división MB Racing.

La trayectoria profesional de Albert y Jordi Bordoy no ha podido estar más ligada a la moto desde todas sus vertientes. Desde la época de su juventud, en plenos años 70 cuando la moto vivió un “boom” y cualquier adolescente aspiraba a una moto de carretera o de campo, los hermanos Bordoy ya contribuían a apoyar el negocio de su padre. Siendo adultos, sus caminos profesionales han sido algo distintos, Albert no se incorpora a la empresa hata 1992 una vez finalizados sus estudios de derecho, y de haberse especializado en el mundo empresarial tras trabajar en el mundo del automóvil y la consultoría. Caso diferente al de Jordi Bordoy que nunca ha dejado de estar vinculado al negocio, al tiempo que se titula en marketing.

El primer gran impulso de Motos Bordoy se produjo en 1997 al entrar, de la mano de D. Jaime Bordoy, la distribución de la marca Cagiva en el 45% de España, pasando en 1993 a ampliar el ámbito de la representación de Cagiva a todo el territorio español. El acuerdo reforzó la relación con los hermanos Castiglioni, lo que propició convertirse en la importadora para toda España de Ducati, prolongándose la relación hasta 1996, cuando la marca de Bolonia pasa a formar parte del Texas Pacific Group y cambiar su representación comercial. No por ello la relación con Cagiva, hasta entonces propietaria de Ducati, se contraería sino todo lo contrario, se refuerza y Motos Bordoy pasa a representar MV Agusta y Husqvarna, también pertenecientes al grupo, junto a Malaguti. Nuevas marcas y por tanto nuevos retos en su proyecto de empresa global dentro del sector motociclista.

Paralelamente a la gestión como distribuidores e importadores de renombrados emblemas de la moto, el mercado de la moto urbana y ligera, el boom del mercado del scooter que conocemos desde mediados del 2000, ha sido igualmente abordado por Motos Bordoy desde sus inicios. Según las propias palabras de Albert y Jordi Bordoy  “Taiwán es un buen productor de motos económicas”. Con esta convicción Motos Bordoy inicia en esta época la comercialización de scooters y motocicletas producidos en Asia, siendo hoy en día SYM uno de los pilares del negocio de Motos Bordoy. En una situación de mercado en la que más del 60% de las ventas lo acaparan las motos y scooters de 125 los vehículos procedentes de Taiwán son indudablemente los más equilibrados, por sus características y buen rendimiento, a cambio de una inversión razonable.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies