MV
Agusta y Cagiva representan el romanticismo por la época dorada del motociclismo italiano, que nacen de la pasión de sus precursores y verdaderos creyentes de la moto, por los que gracias a su pasión, se alcanzaron innumerables hazañas en el terreno deportivo. Desde aquellos orígenes iniciados en la aviación de principios de siglo, nunca el Conde Agusta, fundador de la compañía en 1923 soñaría que sus sucesores lograrían alcanzar el nivel de excelencia, de especialización y sobre todo de profunda pasión por el mundo del motor, al cabo de prácticamente un siglo de vida.

Entre los años 50 y 70, MV Agusta estuvo dedicada al desarrollo de la moto que demandaba la época, llegando a lanzar un modelo de 750 cc. En España la empresa Avelló llegó a producir MV Agusta bajo licencia. En los 90 Cagiva adquiere MV Agusta, destinándole un futuro creando máquinas sofisticadas, como la superdeportiva F4. Las MV Agusta han sido elogiadas como una de las motocicletas mejores para pilotar nunca fabricada, y la F4 312R de 2008 es conocida por ser la motocicleta de serie más rápida del mundo, con una potencia de 183 CV.

La MV Agusta F4 fue el icono de la exposición “The Art of Motorcycle” celebrada en 1998 en el Museo Guggenheim de Nueva York, y posteriormente Bilbao y Las Vegas. Dicha muestra inspiró el leitmotiv para MV Agusta: “Motorcycle Art”.

Tras pasar por las manos de Harley Davidson, MV Agusta fue recuperada por D. Claudio Castiglione en 2010, adquiriendo un enorme impulso bajo la batuta de sus herederos y un colosal dinamismo con el desarrollo de la nueva gama de Super Sport tricilíndricas F3 y Naked Brutale, que complementan magníficamente la saga de míticas superbikes 998 F4 R y F4 RR corsa corta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR